Tarta de cafe y nueces

24 Ene

Uno de los últimos regalos que me han hecho son unas varillas eléctricas. Con esto del blog, últimamente todos mis regalos giran en torno a la cocina, y yo encantada! Funcionan muy bien, la verdad es que mi muñeca lo agradece! Las mezclas quedan más esponjosas y uniformes en menos tiempo y, por supuesto, con menos esfuerzo. Lleva dos tipos de varillas, las típicas para batir y montar claras y otras para amasar, para preparar pan, por ejemplo, así que me apunto una receta pendiente de algún pan original. De precio están bastante bien, si sois cocinitas y les vais a dar uso, yo las recomiendo.

Así que, para estrenar las varillas, he preparado una tarta sencilla. Se basa en un bizcocho y un glaseado que irá en medio del pastel y cubriéndolo. Es de café (tenía pendiente hacer una receta con café por petición expresa) y nueces, que me encantan!

Ingredientes

Para el pastel:
170g de mantequilla blanda
140g azúcar
3 huevos
140g de harina para bizcochos (ya lleva levadura)
80g nueces
2 y 1/2 cucharaditas de café soluble en 1 cucharada de agua caliente

Para el glaseado:
2 cucharadas de leche
2 cucharaditas de café soluble
95g mantequilla
125g azúcar glass
nueces para decorar

Precalentar el horno a 180º y forrar con papel para hornear un molde desmoldable circular de unos 20 cm.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y esté cremosa. Añadir los huevos uno a uno y seguir batiendo. Tamizar la harina e incorporar a la mezcla con movimientos envolventes.

Cuando todo esté ligado, añadir el café soluble disuelto y las nueces a trocitos, reservando unas cuantas para decorar. Extender la preparación en el molde y hornear unos 20-25 minutos. Cuando el pastel esté dorado, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.

Una vez que el bizcocho esté tibio, cortamos por la mitad con un cuchillo de sierra con mucho cuidado. También podríamos haber hecho dos bizcochos repartiendo la masa en dos moldes circulares del mismo diámetro, y una vez cocinado poner uno encima del otro con el glaseado en medio, en lugar de cortar un bizcocho por la mitad.

Para preparar el glaseado, calentamos la leche con el café soluble y añadimos la mantequilla y el azúcar glass tamizado. Batimos los ingredientes hasta formar una crema suave y esponjosa. Para este paso, las varillas eléctricas funcionan muy bien!

Añadir el glaseado sobre la base de una de las mitades. Volver a tapar el pastel y repartir el resto del glaseado por la superficie de la tarta. Decorar con las nueces restantes.

Bookmark and Share

Sin comentarios todavía, sé el primero en decirnos algo ...

Dejanos un comentario