Pasteleria Laduree en Paris

18 mar

La pastelería Ladureé es un símbolo de París. Una de esas pastelerías con un toque chic y antiguo donde tomar un café y deleitarte con el escaparate interminable de dulces es, de por sí, un placer.

La historia de los salones de té parisinos está íntimamente ligada con la familia Ladurée. Fue en 1862 cuando Louis Ernest Ladurée, un molinero del sudoeste de Francia, creó una panadería en la 16 rue Royale de Paris. En 1871, mientras que el barón Haussmann de París estaba dando una”nueva”cara a la ciudad, la panadería se fue transformando en una pastelería. La decoración de la pastelería se encomendó a Jules Chéret, un famoso pintor de principios de siglo y cartelista. M Cheret buscó inspiración en las técnicas de pintura utilizadas para el techo de la Capilla Sixtina y la Ópera Garnier. En esta época los cafés se desarrollaron y se hicieron más y más lujosos, atrayendo a la alta sociedad parisina. Junto con los restaurantes chic del barrio, se convirtieron en los escaparates de la capital.

La mujer de Ernest Ladurée, Jeanne Souchard, hija de un conocido hotelero, tuvo la idea de mezclar estilos: el café de París y la pastelería, que dio lugar a  uno de los primeros salones de té en la ciudad. El salón de té tenía una ventaja sobre los cafés: permitía que las señoras se reunieran en libertad.

Este sitio impregnado de un ambiente refinado y cargado de historia sedujo a David Holder que en 1993, decidió comprar esta institución parisina. En septiembre de 1997, Ladurée abrió un restaurante y salón de té en los Campos Elíseos y, finalmente, se transformaría en un salón de té, pastelería, restaurante, tienda de chocolate y una heladería. Además, la marca Ladureé se ha expandido por todo el mundo, y podemos encontarla en países como Inglaterra, Arabia Saudí, Italia, Luxemburgo o Turquía. Lamentablemente en España todavía no podemos encontrarla.

El dulce más conocido de esta famosa pastelería son los macaroons. La historia de los macarrones Ladurée comienza con Pierre Desfontaines, primo segundo de Louis Ernest Ladurée, que a principios del siglo XXI tomó dos conchas de macarrones y los unió con un delicioso relleno de ganache. Estas pequeñas tortas, redondas, crujientes por fuera y lisas y suaves en el centro, se realizan todas las mañanas en el “laboratorio” Ladurée. Una vez cocidos y rellenos, los macarrones se apartan durante 2 días antes de salir a la venta, el tiempo que se tarda en lograr un equilibrio perfecto entre la textura y el sabor. Con cada nueva temporada, Ladurée rinde homenaje a su creación más famosa al crear un nuevo sabor.

Os invito a que visitéis su web porque es una preciosidad, y ya que viajar a París para ver de cerca estas delicatessen no es algo que se pueda hacer todos los días, nos conformaremos con su web!

Bookmark and Share

6 comentarios a “Pasteleria Laduree en Paris”

  1. Luz Elena Borboila 15 octubre, 2012 at 23:21 #

    Los felicito son una inspiración para todos aquellos que soñamos algún día, tener nuestra propia pasteleria.

  2. rosa mena 22 abril, 2013 at 0:20 #

    me encantaria hacer una pasantia con ustedes. soy fan de los macarrones de rosa. Soy de quito ecuador tengo 50 años y mi sueño es aprender a hacer macarrones. Ojala pudieran darme la oportunidad de cumplir mi sueño. Puedo viajar en cualquier epoca del año y quedarme hasta quince dias. Tengo experiencia en pasteleria.
    Gracias mil de forma anticipada

    • nava 26 abril, 2013 at 3:43 #

      Tengo 4años de hacerlo en méxico y son deliciosos

  3. katihurca almonte 20 febrero, 2014 at 3:43 #

    Me gustaría saber si los macarrones se pueden encargara por internet
    saludos

    • paula 20 febrero, 2014 at 6:34 #

      Hola,

      Si te refieres a los de Laduree, creo que no… Habrá que ir a París!!

  4. Carmelita Morquecho H. 26 julio, 2014 at 1:18 #

    mmmm !!! estoy comiendo en este momentos unos macarrones que me envio mi hija de Paris de su tienda son riquísimos ! felicidades !! Carmelita de México.

Dejanos un comentario