Sorteo 5000 fans

10 oct

Sorteo 5000 fans

Buenos días!

En primer lugar quiero daos las gracias porque hemos llegado a los 5000 seguidores en Facebook! Y eso, merece celebrarse!

Cuando comencé con el blog, nunca jamás, pensé llegar a tener 5000 personas detrás leyendo lo que yo escribía, repitiendo las recetas que os enseño, dejando comentarios…, en definitiva, apoyándome. Recuerdo perfectamente el primer sorteo que hice para celebrar que éramos 100 y ya me parecía una pasada!

Así que, aunque sea pesada, GRACIAS!!!!! No sois conscientes de cuánto me habéis ayudado a hacer mi sueño realidad y todo lo que me está pasando es gracias a vosotros. Pronto os contaré grandes noticias, al menos, para mí lo son, y sin vuestro apoyo nunca habrían sucedido.

Así que para agradecer tanto cariño, qué mejor que un buen regalo! Para celebrar que ya somos más de 5ooo voy a sortear un precioso cake stand de cerámica de 24cm de diámetro y un set de stencils compuesto por 5 motivos de encaje diferentes pensados para decorar una tarta de 5 pisos, pero podéis usarlos individualmente.

Para participar, éstas son las bases:

1. Ser fans de Con un poco de azúcar

2. Compartir el sorteo en tu página de facebook

3. Deja un comentario en la entrada de Facebook correspondiente a este sorteo y cuéntame qué sabor de cupcake es tu preferido.

El sorteo finalizará el sábado 19 de octubre a las 23.59h.

El premio se enviará a cualquier punto de España (incluido Canarias, Ceuta y Melilla).

Espero que os guste!

Muchísima suerte a tod@s!!!

Un beso!

Paula

Bookmark and Share

Tutorial: Tartas con bordes rectos II

9 oct

Tutorial: Tartas con bordes rectos II

Por fin! No sabéis el tiempo que llevo queriendo publicar la 2ª parte de este tutorial, siento haber tardado tanto!

Primero lo planteé con fotos, pero me di cuenta de que así, no creo que se apreciara cómo alisar el ganache con el scraper o alisador de glaseado, que, bajo mi punto de vista, es el paso más importante para conseguir una tarta con bordes rectos. Así que volví a plantearme el tutorial y grabé un vídeo. Entre medio de todo esto han pasado un montón de cosas, he estado muy liada y el tiempo no me ha dado para más…Pero bueno, lo que importa es que ya está aquí, y aún me faltará otra parte para enseñaos a conseguir los bordes después de haber forrado la tarta.

Desde que lo dejamos en la parte anterior, ahora toca hacer el ganache, hacer el almibar, calar, rellenar el bizcocho y cubrir con el ganache.

¿Cómo hago el ganache?

Generalmente utilizo ganache de chocolate negro, porque creo que es el que mejor resultados da a la hora de forrar la tarta.

Utilizo el mismo peso de chocolate negro que de nata para montar (37% materia grasa), por ejemplo: 400 gr chocolate + 400 ml de nata para montar.

Derrito el chocolate en el microondas, primero durante 1 minuto, y luego a intervalos de 30 segundos. A la vez, caliento en un cazo a fuego lento la nata, cuando empiecen a salir burbujitas, la retiro del fuego y la vierto sobre el chocolate derretido. Mezclo bien y dejo reposar.

Llegados a este punto, puedes dejarlo enfriar totalmente a Tª ambiente y usar directamente. A mí particularmente, no me gusta para forrar la tarta, prefiero meterlo un ratito en la nevera y montar el ganache, creo que la consistencia que adquiere para trabajar es más firme y a mí me gusta más. Si quieres montar el ganache, éste tiene que estar frío si no, no te montará. Si a la hora de trabajar ves que el ganache se va endureciendo, puedes meterlo unos segundos en el micro.

¿Cómo hago el almíbar?

Utilizo el mismo peso de azúcar que de agua y caliento a fuego lento junto con el aroma que quiera hasta que el azúcar se derrita y la mezcla espese.

Calar el bizcocho

Con un pincel de silicona moja cada piso del bizcocho con el almíbar. No te saltes este paso! Es muy importante para que la tarta quede jugosa. Consejo: Si vas a hacer una tarta de 2 pisos, no te pases calando los bizcochos del primer piso, si no, la tarta se volverá muy inestable, te lo digo por experiencia!

Rellenar

Una vez que has calado el bizcocho, toca rellenar con ganache, buttercream, mermelada…El ganache o buttercream puedes aplicarlo directamente con la espátula, de manera uniforme, o usando una boquilla y manga.

Cubrir con el ganache

Y aquí empieza el jaleo! Te voy a ser sincera, ármate de paciencia!!! Conforme adquieras práctica irás más rápido, sí, pero aún así, esto requiere su tiempo. Nunca te parecerá que la tarta está perfecta, querrás repasar, y repasar…pondrás más ganache, volverás a pasar el scraper una y mil veces, dale que te dale a la base giratoria…

Para este paso, mis herramientas indispensables son: la espátula curvada grande para aplicar el ganache al comienzo, la base giratoria (uso la de Ikea) y el scraper, sobre todo, el scraper o alisador de glaseado. He probado con otros scraper de otro tipo, pero el mejor para mí, es éste. Se lo vi por primera vez a Jessica Harris de Jessicakes, mi gurú en esto de las tartas con bordes rectos y limpios.

Al principio, podéis forrar la tarta aplicando el ganache un poco “a lo bruto”, porque una vez que pasemos el scraper se alisará y todo el ganache de más que hayamos puesto lo retiraremos. Súper importante!!!: lo que gira es la base, NO el scraper! El scraper hay que dejarlo clavado en la base, sin moverlo.

Os dejo con el vídeo, espero de corazón que os sirva de ayuda!!! Y por cierto, quiero daos las gracias a tod@s los que estáis detrás de Con un poco de azúcar, 5000 en concreto!!! Ya somos 5000 seguidores en Facebook y eso se merece un buen sorteo! Me pongo a ello ahora mismo y os informo. Gracias, gracias, gracias!!!

5000 besos!!

Paula

Bookmark and Share

Tarta con encaje comestible, ¿cómo hacerlo?

16 sep

Hace un tiempo os enseñé mi primera tarta con encaje comestible. Ya os dije que me encantaba el encaje en las tartas, sobre todo, para las tartas románticas.

Bueno, pues, lo he vuelto a hacer. Lo confieso, es mi debilidad. Queda taaannnn bonito!

Hoy os quería enseñar un par de tartas de boda que realicé con este tipo de encaje y a la vez, mostraros un poquito más cómo se hace, para que veáis lo súper fácil que es!

Para elaborar el encaje comestible necesitas una pasta especial y un tapete con el diseño de encaje de Silikomart. El diseño que yo he usado es el TRD05 Fantasy.

Para conseguir la pasta que se convertirá en el encaje, sólo tienes que mezclar 100gr de Tricot mix con 80gr de agua.

Con ayuda de una espátula plana reparte la pasta sobre el diseño del tapete. Asegúrate que cubres todos los agujeritos del diseño!

Una vez que has repartido la pasta, pásale un alisador de glaseado colocado en un ángulo de 45º para retirar todo el exceso de pasta y que el encaje quede perfecto!

Mira todo lo que sobraba!

Ya estamos listo para meterlo al horno: a 120ºC durante 10-12 min. Transcurrido este tiempo, sacas el tapete, lo dejas enfriar y, con cuidado, despegamos el encaje.

Una vez que has forrado tu tarta con fondant, sólo tienes que colocarlo sobre éste aplicando un poco de glasa. Yo lo hice con ayuda de la boquilla nº2 de Wilton, aplicando la glasa en zonas “estratégicas”, como los picos del encaje.

Y el resultado, tartas tan románticas como estas dos que os enseño:

La tarta de boda de Olga y Sergio: querían encaje, rosas en tonos nude y sus iniciales en una placa vintage

Y la tarta de Mari y Toño: encaje y rosas en blanco y dos tonos de rosas, como el ramo de la novia

Bueno, en la entrada de hoy os he frito a fotos, jeje!! No puedo evitarlo, el encaje es tan bonito que no puedo dejar de disparar la cámara!!!!

Un beso!
Paula

Bookmark and Share

La tarta con peonia para Violeta

12 sep

Hola a tod@s!

El otro día os comenté que estos días tendría muchas tartas que enseñaos, esta es una de ellas.
El sábado fue la celebración del cumpleaños de Violeta y su mamá, amiga mía, siempre me pide que le prepare la tarta, con ésta ya van tres! Gracias Clara por confiar tanto en mí!

Este año, lo tenían muy claro. La verdad es que Violeta tiene bastante claro todos los años qué elementos tiene que tener la tarta de su cumple! Y este año, como se va haciendo mayor, quería combinar los colores, rosa, violeta y dorado con una gran flor encima.

Así que, a ello me puse! La tarta era un bizcocho de chocolate relleno de buttercream de fresa y frutos del bosque cubierto con ganache de chocolate.

El piso de abajo lo rodeé con pequeños círculos perforados o marcados con una flor. Para conseguir el color dorado, teñí fondant blanco con colorante color caramelo y después, diluí los polvos Metallic Golden Sands de Rainbow Dust con unas gotas de ron blanco (tranquilos!! se evapora y no deja alcohol!). Después, con un pincel fue pintando todos los círculos.

La flor, una peonia rosa, con los pétalos retocados en color dorado.

El resultado de la tarta me gustó mucho! Quedó con un aire muy marroquí, verdad? Totalmente diferente a lo he hecho hasta ahora…

En mi opinión, es un buen ejemplo de que no todas las tartas infantiles tienen por qué ser rosita y blanco, en tonos pastel, con muñequitos…Si te gusta un estilo distinto, si la tarta es bonita, por qué no?

Bookmark and Share

Dinofiesta! El 3er cumpleaños de Iker

4 sep

Pues sí, 3 años ya. Es una frase muy típica, sobre todo para las madres (me he dado cuenta desde que lo soy): “el tiempo pasa muy rápido”. Parece que fue hace 3 días cuando Iker llegó, antes de tiempo, y todo cambió. Y parece que fue hace 2 cuando le estaba preparando la mesa de su primer cumpleaños, mi primera mesa de dulces que empecé a preparar 2 meses antes.

Y aquí estoy, enseñando ya la tercera!! Pero hay cosas que no cambian, y sí, dos meses antes ya estaba preparando cosas, no puedo evitarlo!

Por aquél entonces estaba pensando en la temática. Iker ya es mayor y ésta creo que ha sido la primera fiesta de cumpleaños en la que se ha enterado realmente de lo que significaba y que la ha vivido con mucha ilusión, así que le pregunté de qué quería su fiesta. Su respuesta fue rotunda: “Aaarrrrgggg!!”, lo que, en nuestro idioma mamá-hijo, ése que sólo nosotros entendemos, significa: “De dinosaurios!!”. Me lo temía. Lleva tiempo loco con los dinosaurios, por qué será que les gustan tanto?

El caso es que a mí el tema no me motivaba…Intenté persuadirle: “Y de coches?…Y de helados?…”. Nada, no hubo manera. Así que me resigné, de dinosaurios. Y como el tema seguía sin inspirarme, se me ocurrió mezclar elementos. Llevo tiempo obsesionada con un patrón, el chevron, vamos el zig-zag. Me encanta, y tenía muchas ganas de integrarlo en una mesa de dulces, así que tomando como referencia los dinosaurios, el chevron y los colores verde y naranja, me puse a trabajar.

Hay un elemento en todas las mesas de dulces que me obsesiona, la parte trasera de la mesa. Cuando pienso en una, siempre intento comenzar por ahí. Me parece que es clave para que una mese quede bonita y le dé importancia a la mesa. Estaba claro que para la de Iker quería un fondo chevron y opté por varias opciones. Primero pensé en una tela, pero el chevron no está muy de moda en España y todas la telas las tenía que comprar en EEUU, con lo que el presupuesto se me disparaba. Así que opté un plan B, pintar yo misma el patrón sobre un lienzo. En otro post os enseño cómo, es más sencillo de lo que parece, aunque la paciencia es un elemento importante…

El banderín y los gorritos podéis descargarlos en Lovely Living totalmente gratis, además en la colección tenéis etiquetas para botellas, toppers para cupcakes, wrappers para cupcakes.. . Yo después añadí las letras de IKER y añadí un pom-pom a los gorritos.

Vamos con los elementos de la mesa!La tarta. Me apetecía muchísimo una tarta bien alta. Cuando me preguntan por el tamaño de alguna tarta se suelen guiar por el diámetro, si propones una tarta de 15cms de diámetro para 15-20 personas, la cosa no cuadra. Esta tarta tenía 15cm de diámetro y 23cms de altura. En la fiesta estábamos unos 15 y sobró la mitad de la tarta.

Por cierto, que era un bizcocho de vainilla con buttercream de vainilla, caramelo y forrada con ganache de chocolate.

Galletas de dinosaurios:

Huevos de dinosaurios!!! Son cake pops pero dando forma ovalada a la bolita, cubiertos de chocolate blanco y una vez fríos, con ayuda de un pincel y chocolate negro les hacemos las motitas como si fuera barro, le da un toque muy realista!

Los minicupcakes. De zanahora, mis preferidos, con buttercream de limón o pistacho. Los de pistacho están increíbles!!! Podéis hacerlos súper fáciles con la pasta de pistacho de Patidess, ummmm!!

Las chuches, no pueden faltar en una fiesta!

Y como también hay dinosaurios herbívoros, un poquito de fruta, que siempre sienta bien!

Y ahora os voy a enseñar…mi tesoro!!! Un dispensador de limonada!!! Llevaba tiempo buscando y deseando hacerme con uno y por fin, es mío!!!

No es precioso??? Ayyyy!!!

Este año, como los peques ya son mayores, preparé un rinconcito de la fiesta sólo para ellos, para que pudieran pintar, hacer pompas de jabón y para que se probaran sus zarpas de dinosaurios!!! Súper fáciles de hacer con goma eva, se lo pasaron genial con ellas.

Más detallitos de la fiesta!! Las dinochapas!!! Todos los que vinieron se fueron con una. Podéis encontrar éstas y muchas más en My Button Buddy una tienda en Etsy con chapas súper chulas, además Pam es un encanto estuvo súper pendiente de que las chapas llegaran a tiempo para la fiesta y desde aquí se lo agradezco muchísimo!

Y llegó el momento de soplar las velas! Iker quería desde hace tiempo un regalo muy especial para su cumple, así que le recordé que tenía que soplar las velas y pedir ese deseo muy fuerte para que se hiciera realidad

Y, como no, el deseo se hizo realidad:

Y después de bombardearos con tantas fotos, espero que os haya gustado! Ahora comienza la cuenta atrás para pensar en la próxima!

Un beso!

Paula

Bookmark and Share

Tarta con encaje comestible

10 jul

Cómo me gusta el encaje! Me gusta en vestidos, pero me encanta en las tartas! Además, cada vez está más de moda. Para tartas románticas es una apuesta segura, no necesitas nada más, porque el encaje le da tanta importancia a la tarta que, para mí gusto, es suficiente.

Tenía muchísimas ganas de poner encaje en mis tartas, había usado encaje de verdad en una tarta de boda y me encantó el resultado pero el hecho de hacer una tarta con encaje comestible es mucho mejor!

Esta tarta era perfecta para probar el encaje, era para celebrar un 55 aniversario de boda, qué motivo más romántico qué ese podría haber? Y además, como Noelia me dio total libertad para crear pues hayá que me lancé.

He de decir que mi primera toma de contacto con el encaje comestible ha sido gracias a Silikomart y a la colaboración que ha establecido con este blog, así que, mil gracias!

La elaboración del encaje es súper sencilla, necesitas la mezcla Tricot mix y el molde de encaje, en mi caso he usado el modelo TRD05 Fantasy. Mezclas el preparado con agua en las proporciones que indica el paquete y repartes la masa sobre el tapete de encaje. Pasas una espátula para eliminar el exceso de masa y metes el tapete en el horno a 80ºC durante 10-15 min. Dejas enfriar y después, con cuidado, despegas tu encaje. Listo! Ya puedes colocarlo sobre tu tarta con ayuda de un poquito de agua, pegamento comestible o glasa.

Y queda así de bonito:

Una tarta romántica y con un aire muy vintage!

Bookmark and Share

Una tarta muy viajera para Marcos

1 jul

Esta tarta es muy especial! La preparé hace ya unas semanas para dar la bienvenida al primo de Álex después de estar un año dando vueltas por el mundo, primero en Canadá y después en una isla del caribe.

Una bienvenida muy corta, porque casi 2 semanas después de llegar, Marcos se marchaba de mochilero por el sudeste asiático, primera parada: Tailandia. La tarta muestra el periplo del último año, de aquí para allá. Marcos es cocinero, eso creo que queda claro en la tarta…y un día decidió marcharse a Canadá, a conocer cosas nuevas, a vivir una aventura.

Después de 6 meses, decidió cambiar, y tanto! se marchó a San Martin una isla paradisíaca en el mar Caribe, y allí comenzó con el buceo.

Y ahora, Marcos está de mochilero por el sudeste asiático, concretamente, en Tailandia.

Ya hemos podido ver alguna foto de su viaje, y la verdad, qué envidia!!!!!!!!!!!!

Sobre la tarta, era un bizcocho de chocolate relleno de chocolate y fresa, eso sí, no puedo deciros si estaba buena o no, porque dejaron la tarta tal cual, no quisieron cortarla y la guardaron de recuerdo!!

Muchísima suerte para el resto del viaje!

Bookmark and Share

La tarta de María

27 jun

Esta es una tarta muy especial. Me la encargó una de mis mejores amigas para una fiesta sorpresa de despedia para su hermana, a la que también le tengo mucho cariño. Y era una fiesta de despedida porque María se va a vivir a Barcelona, cosas del amor y de la vida…

Así que Paola, su hermana y mi amiga, le preparó una fiesta preciosa, muy chic y romántica, llena de detalles preciosos. Así que la tarta que me pidió estaba bastante clara, “muy romanticona”, fueron sus requisitos.

Así que preparé un bizcocho de vainilla relleno de buttercream de frutos del bosque forrada con ganache de chocolate, que gustó mucho!

La tarta lleva adornos románticos en glasa, una placa con aire vintage y, coronando la tarta, una peonia, mediana porque no la querían muy grande.

Y ésta es la mesa que preparó Paola, no es preciosa??

No le falta detalle!

Una fiesta preciosa para despedir a María, para desearle muchísima suerte en esta nueva etapa de su vida, te va a ir genial porque tú vales mucho!!!

Bookmark and Share

Tarta de chocolate y avellanas

19 jun

Hoy os traigo una receta rica, rica. Una tarta de chocolate y avellanas que está, ummm!!! Hoy, nada de fondant, que últimamente, hemos tenido mucho por el blog. Pero sí os digo que podéis usar esta misma tarta para vuestras tartas fondant, aguanta perfectamente.

En realidad, esta receta consistiría en todo el montaje previo al forrado con fondant, así que muchos de los pasos ya los sabéis por el tutorial de la semana pasada. Gracias por la acogida que ha tenido, os ha gustado y eso me alegra un montón! Pronto seguiré con él…

La tarta es un bizcocho de chocolate calado con almíbar de vainilla, relleno de buttercream de praliné de avellanas y cubierto de ganache de chocolate, imposible no estar bueno.

Como ya os comenté anteriormente, para este tipo de tartas yo utilizo moldes de layer cake. En este caso son 3 capas de 15cm de diámetro, pero las cantidades serían las mismas si usáis un molde de 15cm normal.

Ingredientes para una tarta de 15cm de diámetro:

Para el bizcocho:

4 huevos
200ml de aceite de girasol
2 cucharaditas de vainilla en pasta
200gr azúcar
200gr harina
40gr chocolate puro en polvo (yo utilizo Valor)
1 sobre (16gr) de levadura química
60ml leche

En un bol batir el aceite junto con el azúcar y la vainilla. Añadir los huevos, uno a uno y sin dejar de batir. En otro bol mezclar la harina junto con el chocolate en polvo y la levadura. Tamizar e incorporar en 2 veces a la mezcla anterior. Por último, añadir la leche y batir hasta que la masa quede homogénea.

Hornear a 160ºC durante 20-25min si usas molde de layer cake o 1 hora aproximadamente con un molde normal (estos tiempos son orientativos, depende mucho de cada horno!)

Para el almíbar:

100ml de agua
100gr de azúcar
1 cucharadita de vainilla en pasta

Calentar el agua junto con el azúcar y la vainilla a fuego lento. Cuando el azúcar se haya disuelto, retirar del fuego y templar.

Cuando el bizcocho se haya enfriado, desmoldamos. Si hemos usado un molde normal, tendremos que hacer las capas del bizcocho, con ayuda de una lira salen perfectas!  Con un pincel de silicona, calamos las capas del bizcocho.

Para la buttercream:

250gr mantequilla
200gr azúcar glas
2 cucharadas de praliné de avellanas en pasta

Batir la mantequilla, que deberá estar a temperatura ambiente. Cuando tengamos la mantequilla batida, incorporamos el praliné de avellanas y batimos un poco más. Añadimos el azúcar glas tamizada a la mezcla hasta conseguir una textura cremosa.

Rellenamos las capas del bizcocho con esta buttercream. He de confesar que este praliné me pierde, así que después de calar cada capa de bizcocho y antes de poner la buttercream, unté con un poco de praliné cada capa, directamente, sin contemplaciones!

Para el ganache:

200ml nata 35% materia grasa
200gr chocolate negro

Derretimos el chocolate en el microondas, primero durante 1 minuto, removemos y volvemos a calentar a intervalos de 3o segundos, removiendo cada vez. Cuidado que no se queme!

Por otro lado, calentamos la nata en un cazo. Cuando empiecen a salir burbujitas, retiramos del fuego y la incorporamos, poco a poco, al chocolate derretido. Removemos bien y dejamos templar. Cuando esté frío lo llevamos al congelador unos 10 minutos. Transcurrido este tiempo, lo sacamos y podemos usar así, directamente, o podemos montarlo con las varillas. Si lo montamos, la textura nos quedará más tipo mousse. Si véis que no os monta, volvedlo a llevar un rato al frigo, probablemente será que no está suficientemente frío.

Para terminar con la tarta, la forramos con este ganache y decoramos. Para la decoración del borde inferior de la tarta he usado la boquilla 18 de Wilton y para el borde superior la boquilla 2D de Wilton.

Probadla y me contáis! A mí me gustó tanto que al fin de semana siguiente repetí!

Un besazo!!

Bookmark and Share

Tutorial: Tartas con bordes rectos I

14 jun

He titulado a esta entrada “Tutorial” pero en realidad sólo pretendo contaros, de la manera más gráfica posible, cómo lo hago yo. Existen diferentes maneras de conseguir bordes rectos y ya se sabe que, cada maestrillo tiene su librillo, así que en esta entrada pretendo contar lo que me ha funcionado a mí.

Desde hace bastante tiempo me obsesiona la idea de los bordes rectos en las tartas. Sobre todo en blogs americanos este tipo de tartas se llevan un montón y a mí, particularmente, me gustan mucho, me parece que le da un toque limpio y muy elegante a la tarta. Hay gente que prefiere los bordes redondeados y los rectos le parecen demasiado “modernos”…bueno, para gustos…

Así que, en mi obsesión por conseguir estos bordes me he tragado tutoriales y vídeos en Youtube por un tubo, me he comprado varias clases online en Cratsy (recomendables 100%, he aprendido más en estas clases que en algún que otro curso…) y he horneado y ganacheado muuuuucho!! Hasta que un día… voilá!! Ahí estaban!! Los bordes rectos en mi tarta!!!

Aquí podéis observar el cambio brutal de tarta:

Como para elaborar una tarta fondant son varios los pasos que hay que seguir, iremos poco a poco. Empezamos con la masa, horneado, y nivelado.

Moldes y horneado:

Para hornear, yo habitualmente utilizo moldes de layer cakes o moldes extra-profundos. La ventaja de los moldes de layers es que el tiempo de horneado del bizcocho se reduce mucho. Yo tengo 3 unidades de cada molde y así de una tacada, horneo toda la tarta. Además, ya tienes las capas hechas, no hay que dividir el bizcocho después. La desventaja es que al montar las capas para formar la tarta hay que hacer un paso más para alisarla, luego lo vemos.


Tanto si uso un molde como otro los rocío con spray antiadherente Bake easy, y si uso un molde extra-profundo, forro las paredes con papel de horno (con más altura que la del molde) para intentar evitar que me salga la temida “barriga”. He comprobado que si horneas el bizcocho a una temperatura más baja de lo habitual, unos 160º, reduces bastante esta “barriga” en el bizcocho.

Cuando tengo los moldes preparados, reparto la masa, pesando la cantidad de masa que echo en cada molde para que las capas queden igual y aliso con la espátula antes de meterlos en el horno.

Nivelado:

Una vez que tenemos los bizcochos fríos tenemos que nivelarlos, es decir, tenemos que quitarles la “barriga” que le ha salido al hornearlos y dejarlos lisos y rectos. En algunas ocasiones, la cantidad de “barriga” que hay que quitar es grande, sobre todo si habéis horneado en un molde profundo y no layer cake. Esto hace un duelo terrible, al menos a mí! pero pensad que tenéis desayuno para días!!

Si habéis horneado en modes de layer cake y lo que sobresale supera el molde, una forma rápida de nivelar es directamente, sin sacar el bizcocho del molde, con un cuchillo apoyándolo en el borde del molde. Si el bizcocho no sobresale del molde, hay que nivelar usando la lira cortadora.

Si habéis usado un molde normal, hay que quitar la “barriga” con la lira cortadora y crear las capas también con la lira.


Y ahora vamos con el paso “extra” que os comenté anteriormente si usáis los moldes de layer. Una vez que tenemos las capas niveladas, las colocamos una sobre otra para formar la tarta. Al haberse horneado las capas por separado, muy probablemente no coincidirán a la perfección, una capa sobresaldrá un poco más que otra.

Así que lo que yo hago, es corregirlo usando un rallador, sí, sí! un rallador, funciona genial!

Cuando tengo las capas repasadas, pincho cada capa con un palillo, para saber, una vez rellene las capas, el lugar exacto dónde íban. Es un buen truquillo…

El  siguiente paso es calar el bizcocho, es decir, mojar cada capa con almíbar. Para preparar el almíbar sólo tenéis que disolver la misma cantidad de azúcar que de agua calentando y añadir el aroma que queráis. Este paso es fundamental. Tened en cuenta que, para tartas fondant, el bizcocho se ha de hornear al menos 48horas antes de comerla, ya que la miga se tiene que asentar antes de forrarlo con fondant y que posteriormente viene la decoración de la tarta que puede llevarnos bastantes horas…Calando los bizcochos conseguimos que la tarta se mantenga jugosa.

Y el último paso, antes de ganachear la tarta es rellenar las capas. Podéis rellenarlas de la buttercream que más os guste, añadir algo de mermelada, o con el mismo ganache con el que forraremos la tarta.

Y así, capa a capa, tenemos nuestra tarta montada y lista para ser forrada con ganache.

Bueno, pues hasta aquí la primera entrega, que si no, me queda un post muy largo y os aburrís! En la próxima ganacheamos y forramos con fondant. Espero que lo que os he contado os haya servido de ayuda!

Besazos!

Bookmark and Share