Recetas por palabras clave: yemas

Brocheta de frutas con natillas

7 Ene

Ayer hubo comida en casa, venían los reyes! y pensando en qué postre hacer se me ocurrió éste. No quería hacer algo demasiado empalagoso o algo tipo bizcocho porque después de la comida venía el típico roscón, así que hice unas natillas, pero caseras eh!! nada de preparados, con una brochetas de frutas untadas en chocolate. El postre gustó, así que os animo a probar, porque las natillas salieron muy ricas y la verdad, no es nada difícil hacerlas. Ahí va…

Ingredientes

1 litro de leche
5 yemas
150g azúcar
un trozo de la piel de un limón
una vaina de vainilla
20g de maizena
canela

Para las brochetas:

fruta, en este caso, mandarina y plátano
chocolate para fundir

Ponemos la leche en un cazo (reservamos un vaso para disolver la maizena) y añadimos la vaina de vainilla, que previamente hemos rajado con un cuchillo y hemos sacado las semillitas, y la piel del limón. Ponemos a fuego lento y cuando empiece a hervir retiramos y dejamos unos minutos para que se mezclen los sabores. Después sacamos de la leche la vaina y la piel del limón y reservamos.

En un bol mezclamos las yemas y el azúcar. En el vaso de leche que hemos reservado disolvemos la maizena y se la añadimos a las yemas. Mezclamos y añadimos a la leche.

Ponemos el cazo otra vez en el fuego y removemos hasta que espese. Es importante que sea a fuego lento y que la mezcla no llegue a hervir. Cuando espese colamos las natillas y las echamos en los vasos donde vayamos a presentarlas. Reservamos y cuando se enfríen las metemos a la nevera hasta el momento de servir.

Para las brochetas, solo tenemos que cortar el plátano en trocitos, la mandarina en gajos y los bañamos en chocolate fundido. Insertamos la fruta en unos palitos de brocheta y metemos en la nevera para que el chocolate endurezca. Yo lo he hecho con esta fruta, pero con fresas, por ejemplo, también quedaría muy bien.

A la hora de servir, espolvoreamos un poco de canela sobre las natillas y colocamos encima la brocheta.

Turron de yema tostada

1 Ene

El turrón de yema tostada es mi favorito, así que, llegadas estas fechas, decidí intentarlo hacer yo misma. El resultado, increíble. Incluso a las personas a las que este turrón no les gusta demasiado, han reconocido que no tiene nada que ver con el turrón de yema comercial que, a veces, resulta demasiado dulzón. Así que mi consejo es que probéis a hacerlo, porque además, no tiene ninguna complicación. El peligro es que a la gente le gustará tanto que estaréis todo el día haciendo turrones!

Ingredientes

50ml de agua
50g de azúcar
4 yemas de huevo
125g de almendra molida
125g de azúcar glass
1/2 clara de huevo

Por un lado, ponemos a cocer a fuego bajo el agua con los 50g de azúcar hasta que se forme un almíbar parecido a la consistencia de la miel. Cuando lo tengamos, añadimos las 4 yemas y removemos a fuego lento hasta que se forme una pasta como la de la foto. Reservamos.

En un bol añadimos la almendra molida, el azúcar glass y la 1/2 clara de huevo. Amasamos bien con los dedos hasta compactar la masa en una bola. Esto es el mazapán. Dejamos reposar unos 30 minutos.

Pasado este tiempo deshacemos la bola de mazapán en el bol y añadimos poco a poco la mezcla de las yemas y el azúcar. Con un tenedor mezclamos todo bien. Cuando tengamos una mezcla uniforme cogemos la masa y la ponemos en un molde rectangular forrado con papel de horno para que no se pegue y sea más fácil sacarlo cuando se compacte. Lo metemos en la nevera durante 24 horas, como mínimo y con peso encima, por ejemplo, un tetra brick.

Transcurrido este tiempo, sacamos el turrón del molde y espolvoreamos azúcar por encima. Con un soplete de cocina doramos el azúcar. Hacemos esto por los dos lados del turrón.

El tema del molde para turrón es un poco “casero”. Yo no he encontrado ningún molde que tenga la forma de la tableta de turrón, todos son medidas aproximadas, así que una buena idea que leí en internet es coger un tetra brick de leche y cortalo por la mitad por la parte más larga. Lo lavamos bien y secamos. Es un poco rudimentario, pero sirve perfectamente.

Venga, animaos a probarlo!