Recetas por palabras clave: tarta romántica

Tarta plateada

21 May

Hola a tod@s!!

Ya tenía ganas de escribir una entrada en el blog, que últimamente lo tengo más abandonado de lo que quisiera…Pero lo siento!! no llego a más!! Las últimas semanas han sido agotadoras, con tanto trabajo que no sabes cómo llegas a todo, hasta el día que bajas un poco el ritmo y te das cuenta de lo realmente cansada que estás!! Aunque, a pesar del cansancio, estoy muy muy contenta y súper agradecida. Agradecida a todas las personas que han confiado en mí para las galletas de comunión que han repartido como detalle a sus invitados, a las mamis que me han elegido para hacer la tarta del cumple de sus peques, a las niñas que han venido a la tienda a celebrar su cumpleaños…en fin, agradecida con tod@s los que han confiado y confían en mí y hacen posible que Con un poco de azúcar sea realidad.

Fotor0521184658

Y ahora, a lo que vamos, la tarta plateada. Esta tarta me la encargó mi amiga Paola para celebrar el 60 cumpleaños de su madre. Sólo me dijo algo romántico con alguna flor en blanco. Llevaba tiempo queriendo hacer una tarta en color plata, como ya sabréis si habéis echado un ojo en tendencias de tartas, se lleva un montón y cada vez más se utiliza en tartas de bodas. Así que quería experimentar, a ver lo que salía. Y claro, eso sólo lo puedes hacer con la tarta de una amiga!! jeje!!

tarta plateada2

Para lograr la tarta plateada lo primero que hice fue teñir fondant Satin Ice con un poquito de colorante negro Sugarflair, así logramos un tono gris en nuestro fondant.

tarta plateada3

Una vez que la tarta está forrada comenzamos a pintar. Para ello, creamos la pintura mezclando colorante metálico plata en polvo Rainbow Dust con unas gotas del Sugarflair Rejuvenator Spirit-Alcohol.

tarta plateada6

Si no tenéis este alcohol puede servir cualquier alcohol blanco tipo vodka o ron blanco (no tengáis miedo que se evapora rápidamente). De hecho, la pega que le encuentro a esta técnica es ésa precisamente, que el alcohol se evapora muy rápido y hay que trabajar deprisa e ir echando más y más gotitas para recuperar la pintura.

tarta plateada7

Bueno, una vez tenemos la pintura, mojamos un pincel y pintamos la tarta. Yo he usado un pincel plano y con forma de abanico para intentar que las marcas que deje la pintura en la tarta sean lo menos marcadas posibles. Y ala! a pintar!! Hacia delante, hacia atrás, moviendo la base giratoria…Para la parte superior, he dejado el pincel quieto y he movido sólo la base para que dejara un dibujo en espiral.

tarta plateada4

Para terminar, modelé una rosa blanca con pasta de flores Renshaw.

tarta plateada5

La verdad es que el resultado de la tarta en plata me ha gustado bastante, me parece que queda muy elegante y pensaba, sinceramente, que se iban a notar más las marcas del pincel o que iban a quedar peor. A parte de esta técnica, para conseguir el color plata podéis hacerlo con aerógrafo o con papeles comestibles de plata pero éstos lógicamente son más caros y por lo que he podido ver hay que tener bastante maña y paciencia para trabajarlos.

tarta plateada

Espero que os haya gustado!!

Un beso!
Paula

Tarta con encaje comestible, ¿cómo hacerlo?

16 Sep

Hace un tiempo os enseñé mi primera tarta con encaje comestible. Ya os dije que me encantaba el encaje en las tartas, sobre todo, para las tartas románticas.

Bueno, pues, lo he vuelto a hacer. Lo confieso, es mi debilidad. Queda taaannnn bonito!

Hoy os quería enseñar un par de tartas de boda que realicé con este tipo de encaje y a la vez, mostraros un poquito más cómo se hace, para que veáis lo súper fácil que es!

Para elaborar el encaje comestible necesitas una pasta especial y un tapete con el diseño de encaje de Silikomart. El diseño que yo he usado es el TRD05 Fantasy.

Para conseguir la pasta que se convertirá en el encaje, sólo tienes que mezclar 100gr de Tricot mix con 80gr de agua.

Con ayuda de una espátula plana reparte la pasta sobre el diseño del tapete. Asegúrate que cubres todos los agujeritos del diseño!

Una vez que has repartido la pasta, pásale un alisador de glaseado colocado en un ángulo de 45º para retirar todo el exceso de pasta y que el encaje quede perfecto!

Mira todo lo que sobraba!

Ya estamos listo para meterlo al horno: a 120ºC durante 10-12 min. Transcurrido este tiempo, sacas el tapete, lo dejas enfriar y, con cuidado, despegamos el encaje.

Una vez que has forrado tu tarta con fondant, sólo tienes que colocarlo sobre éste aplicando un poco de glasa. Yo lo hice con ayuda de la boquilla nº2 de Wilton, aplicando la glasa en zonas “estratégicas”, como los picos del encaje.

Y el resultado, tartas tan románticas como estas dos que os enseño:

La tarta de boda de Olga y Sergio: querían encaje, rosas en tonos nude y sus iniciales en una placa vintage

Y la tarta de Mari y Toño: encaje y rosas en blanco y dos tonos de rosas, como el ramo de la novia

Bueno, en la entrada de hoy os he frito a fotos, jeje!! No puedo evitarlo, el encaje es tan bonito que no puedo dejar de disparar la cámara!!!!

Un beso!
Paula

Tarta con encaje comestible

10 Jul

Cómo me gusta el encaje! Me gusta en vestidos, pero me encanta en las tartas! Además, cada vez está más de moda. Para tartas románticas es una apuesta segura, no necesitas nada más, porque el encaje le da tanta importancia a la tarta que, para mí gusto, es suficiente.

Tenía muchísimas ganas de poner encaje en mis tartas, había usado encaje de verdad en una tarta de boda y me encantó el resultado pero el hecho de hacer una tarta con encaje comestible es mucho mejor!

Esta tarta era perfecta para probar el encaje, era para celebrar un 55 aniversario de boda, qué motivo más romántico qué ese podría haber? Y además, como Noelia me dio total libertad para crear pues hayá que me lancé.

He de decir que mi primera toma de contacto con el encaje comestible ha sido gracias a Silikomart y a la colaboración que ha establecido con este blog, así que, mil gracias!

La elaboración del encaje es súper sencilla, necesitas la mezcla Tricot mix y el molde de encaje, en mi caso he usado el modelo TRD05 Fantasy. Mezclas el preparado con agua en las proporciones que indica el paquete y repartes la masa sobre el tapete de encaje. Pasas una espátula para eliminar el exceso de masa y metes el tapete en el horno a 80ºC durante 10-15 min. Dejas enfriar y después, con cuidado, despegas tu encaje. Listo! Ya puedes colocarlo sobre tu tarta con ayuda de un poquito de agua, pegamento comestible o glasa.

Y queda así de bonito:

Una tarta romántica y con un aire muy vintage!

La tarta de María

27 Jun

Esta es una tarta muy especial. Me la encargó una de mis mejores amigas para una fiesta sorpresa de despedia para su hermana, a la que también le tengo mucho cariño. Y era una fiesta de despedida porque María se va a vivir a Barcelona, cosas del amor y de la vida…

Así que Paola, su hermana y mi amiga, le preparó una fiesta preciosa, muy chic y romántica, llena de detalles preciosos. Así que la tarta que me pidió estaba bastante clara, “muy romanticona”, fueron sus requisitos.

Así que preparé un bizcocho de vainilla relleno de buttercream de frutos del bosque forrada con ganache de chocolate, que gustó mucho!

La tarta lleva adornos románticos en glasa, una placa con aire vintage y, coronando la tarta, una peonia, mediana porque no la querían muy grande.

Y ésta es la mesa que preparó Paola, no es preciosa??

No le falta detalle!

Una fiesta preciosa para despedir a María, para desearle muchísima suerte en esta nueva etapa de su vida, te va a ir genial porque tú vales mucho!!!

Tarta vintage para Daniela

24 Abr

Hace días que quería enseñaros esta tarta, pero por unas cosas o por otras…siempre me falta tiempo para escribir los posts!

Bueno, por fin, os puedo enseñar las fotitos de la tarta. La tarta me la encargó Ana, la mamá de Daniela. Tenía súper claro lo que quería, algo muy romántico con tonos pastel. La tarta era para el cumple de su peque, 3 añitos, pero bien podría haber sido para una boda, no?

La tarta es un bizcocho de vainilla relleno de buttercream de frutas del bosque y ganache de chocolate. Además, preparé unos mini-cupcakes de fresa y violetas, todo en tonos muy pastel, y unas galletas para que los invitados se las llevaran de recuerdo, pero de las galletas no tengo fotos…las prisas, es lo que tienen…

La tarta fue de este estilo porque Ana tenía súper clara la decoración de la mesa de dulces que ella misma elaboró. Ya me habían dicho que era una artista decorando los cumpleaños, y la verdad es que cuando me envió las fotos de cómo había quedado todo, comprobé que era verdad. Y si no, mirad la foto, a que es una mesa preciosa? Me encantó!

Muchísimas gracias Ana por la confianza depositada!!!