Recetas por palabras clave: mantequilla

Cupcakes con buttercream

21 Mar

Hace ya unas semanitas que no hacía cupcakes, así que este fin de semana me he puesto a la tarea. Los cupcakes son de vainilla y el frosting una buttercream de chocolate blanco. La buttercream o crema de mantequilla es una de las coberturas más usadas para decorar los cupcakes. Además, prepararla es muy fácil: primero se bate con las varillas eléctricas la mantequilla y, después de unos 5 minutos, se añade azúcar glas y se sigue batiendo. Para que quede consistente, cosa que al principio no conseguí, hay que usar mantequilla y no margarina, y también podéis meterla un poquito en la nevera antes de ponerla encima del cupcake. Una vez que tenemos la buttercream lista podemos añadirle chocolate derretido, o el colorante que queramos o incluso unas cucharadas de café, os aseguro que queda una crema de café riquísima!!

Ingredientes:

Para los cupcakes:

125g mantequilla
125g azúcar
2 huevos
125g harina leudante tamizada
1 cucharadita de aroma de vainilla
2 ó 3 cucharadas de leche

Para la buttercream:

100g mantequilla
115g azúcar glas
50g chocolate blanco o unas cucharadas de café

Batimos la mantequilla con el azúcar y añadimos los huevos uno a uno sin dejar de batir. Incorporamos la harina tamizada con movimientos envolventes y por último, las cucharadas de leche, hasta conseguir la consistencia que queremos, no demasiado pastosa. Llenamos los moldes de cupcakes 2 tercios de su capacidad y horneamos 25 minutos a 170ºC. Dejamos enfriar. Deben estar bien fríos antes de decorarlos.

Para la buttercream, batimos la mantequilla unos 5 minutos y añadimos el azúcar glas. Seguimos batiendo. Cuando la crema esté espesa, añadimos el chocolate previamente fundido, las cucharadas de café o el colorante, dependiendo de la decoración que hayamos elegido. Batimos un poco más y ya la tenemos lista! Con ayuda de una manga pastelera la colocamos encima de los cupcakes y terminamos de decorar con unos sprinkles, chocolate rallado o gel de colores.

Éstos son con buttercream de chocolate blanco, sin teñir y teñidos de azul:

Y éstos son de buttercream de café:

Minimagdalenas de miel y nueces

20 Ene

Estas navidades me han regalado un libro muy original “Minimagdalenas” de Sandra Mahut, Libros Cúpula. Viene en un estuche con dos moldes de silicona para hacer esta versión mini de las tradicionales magdalenas. Aunque de tradicionales tienen más bien poco, porque para mi sorpresa, estas delicias se pueden hacer también en salado! La verdad es que nunca me lo había planteado, pero todas las recetas que aparecen en el libro tienen muy buena pinta y como el tamaño es la medida de un bocado, es ideal como apetitivo, en su versión salada o para tomar un café con gente en casa, en su versión dulce. En definitiva, una idea muy original!

Esta vez me he animado con unas minimagdalenas de miel y nueces.

Ingredientes

75g harina tamizada
60g mantequilla reblandecida
75g azúcar
1 huevo
1 cuchara sopera de leche
1/2 cucharadita de levadura
1 cucharada de miel
un puñado de nueces picadas

Batimos el huevo con el azúcar hasta obtener una masa blanquecina. Añadimos progresivamente la harina y la levadura tamizadas, luego incorporamos la mantequilla reblandecida y la leche. Mezclamos hasta conseguir una masa uniforme.

Añadimos la cucharada de miel y las nueces.

Dejamos reposar la masa en la nevera durante 30 minutos.

Precalentamos el horno a 220º. Aunque vamos a usar moldes de silicona, que en teoría no necesitan engrasado, yo los he pintado con aceita antes de añadir la masa. Ponemos una cucharadita de masa en cada hueco del molde, sin rebosar, porque en el horno la masa va a subir y si no, las minimagdalenas se pegarán unas con otras y no nos quedarán con una forma bonita.

Horneamos de 3 a 4 minutos a 22oº y luego de 3 a 6 minutos a 180º, hasta que las minimagdalenas cojan color. Con estas cantidades salen unas 40 minimagdalenas.

Tarta de chocolate y Nocilla

11 Ene

Esta semana por petición de la familia he hecho una tarta, y así, inauguramos esta Categoría.

Es una tarta muy sencilla, pero no por ello deja de ser riquísima. La receta la he sacado de www.directoalpaladar.com, es un blog muy bueno, os lo recomiendo a todos los que estéis buscando recetas originales, dulces y saladas.

Lo gracioso de esta receta es que, aparte del chocolate típico de todas las tartas y bizcochos, este postre lleva Nocilla, lo que le da un toque dulce que contrasta con el amargo del chocolate para fundir.

Ingredientes

Para la base:
115g de mantequilla
175g harina
50g azúcar

Para el relleno:
150g Nocilla
150g chocolate para fundir
150g mantequilla
1 huevo
2 yemas de huevo
20g azúcar

Lo primero de todo, preparamos la base de la tarta. Para ello mezclamos la mantequilla, la harina y el azúcar en un bol hasta conseguir una pasta como si fueran migas de pan. Cogemos un molde redondo desmoldable y ponemos la masa en la base del molde presionando y forrando con la masa toda la base. Metemos en la nevera 30 minutos.

Para el relleno, mezclamos el huevo, las 2 yemas y el azúcar, pero sin batir con demasiada energía. En un cazo ponemos  el chocolate y la mantequilla y cuando esté fundido lo añadimos a la mezcla anterior.

Sacamos la base de la tarta que teníamos en la nevera y extendemos sobre ella una capa de nocilla. A continuación, echamos la mezcla del chocolate. Precalentamos el horno a 180º y horneamos unos 20 minutos.

Para decorar la tarta yo he usado chocolate blanco. Se derrite y sobre papel de horno se hacen hilos dejando caer el chocolate un poco a lo bruto sobre el papel, se deja en la nevera para que endurezca y así se despega fácilmente del papel para colocarse sobre la superficie de la tarta.