Recetas por palabras clave: layer cake

Tarta de chocolate y avellanas

19 Jun

Hoy os traigo una receta rica, rica. Una tarta de chocolate y avellanas que está, ummm!!! Hoy, nada de fondant, que últimamente, hemos tenido mucho por el blog. Pero sí os digo que podéis usar esta misma tarta para vuestras tartas fondant, aguanta perfectamente.

En realidad, esta receta consistiría en todo el montaje previo al forrado con fondant, así que muchos de los pasos ya los sabéis por el tutorial de la semana pasada. Gracias por la acogida que ha tenido, os ha gustado y eso me alegra un montón! Pronto seguiré con él…

La tarta es un bizcocho de chocolate calado con almíbar de vainilla, relleno de buttercream de praliné de avellanas y cubierto de ganache de chocolate, imposible no estar bueno.

Como ya os comenté anteriormente, para este tipo de tartas yo utilizo moldes de layer cake. En este caso son 3 capas de 15cm de diámetro, pero las cantidades serían las mismas si usáis un molde de 15cm normal.

Ingredientes para una tarta de 15cm de diámetro:

Para el bizcocho:

4 huevos
200ml de aceite de girasol
2 cucharaditas de vainilla en pasta
200gr azúcar
200gr harina
40gr chocolate puro en polvo (yo utilizo Valor)
1 sobre (16gr) de levadura química
60ml leche

En un bol batir el aceite junto con el azúcar y la vainilla. Añadir los huevos, uno a uno y sin dejar de batir. En otro bol mezclar la harina junto con el chocolate en polvo y la levadura. Tamizar e incorporar en 2 veces a la mezcla anterior. Por último, añadir la leche y batir hasta que la masa quede homogénea.

Hornear a 160ºC durante 20-25min si usas molde de layer cake o 1 hora aproximadamente con un molde normal (estos tiempos son orientativos, depende mucho de cada horno!)

Para el almíbar:

100ml de agua
100gr de azúcar
1 cucharadita de vainilla en pasta

Calentar el agua junto con el azúcar y la vainilla a fuego lento. Cuando el azúcar se haya disuelto, retirar del fuego y templar.

Cuando el bizcocho se haya enfriado, desmoldamos. Si hemos usado un molde normal, tendremos que hacer las capas del bizcocho, con ayuda de una lira salen perfectas!  Con un pincel de silicona, calamos las capas del bizcocho.

Para la buttercream:

250gr mantequilla
200gr azúcar glas
2 cucharadas de praliné de avellanas en pasta

Batir la mantequilla, que deberá estar a temperatura ambiente. Cuando tengamos la mantequilla batida, incorporamos el praliné de avellanas y batimos un poco más. Añadimos el azúcar glas tamizada a la mezcla hasta conseguir una textura cremosa.

Rellenamos las capas del bizcocho con esta buttercream. He de confesar que este praliné me pierde, así que después de calar cada capa de bizcocho y antes de poner la buttercream, unté con un poco de praliné cada capa, directamente, sin contemplaciones!

Para el ganache:

200ml nata 35% materia grasa
200gr chocolate negro

Derretimos el chocolate en el microondas, primero durante 1 minuto, removemos y volvemos a calentar a intervalos de 3o segundos, removiendo cada vez. Cuidado que no se queme!

Por otro lado, calentamos la nata en un cazo. Cuando empiecen a salir burbujitas, retiramos del fuego y la incorporamos, poco a poco, al chocolate derretido. Removemos bien y dejamos templar. Cuando esté frío lo llevamos al congelador unos 10 minutos. Transcurrido este tiempo, lo sacamos y podemos usar así, directamente, o podemos montarlo con las varillas. Si lo montamos, la textura nos quedará más tipo mousse. Si véis que no os monta, volvedlo a llevar un rato al frigo, probablemente será que no está suficientemente frío.

Para terminar con la tarta, la forramos con este ganache y decoramos. Para la decoración del borde inferior de la tarta he usado la boquilla 18 de Wilton y para el borde superior la boquilla 2D de Wilton.

Probadla y me contáis! A mí me gustó tanto que al fin de semana siguiente repetí!

Un besazo!!

Layer cake de fresa

27 Abr

Ay, que no llego a todo!! Qué estrés llevo encima! Y es que llevo unos días de locos, preparando encargos, preparando el curso de mañana…así que se me acumulan las cositas que quiero enseñaros.

Esta tarta que os traigo hoy la preparé para el cumpleaños de mi madre que fue el domingo pasado.

Creo que ya os lo he comentado alguna vez, pero mi familia no es muy “amiga” del fondant, cuando ven una tarta con fondant les puede parecer preciosa, pero a la hora de comerlo…prefieren una tarta más bien clásica. Y esta vez, casi que lo agradecí, porque el fin de semana no me daba para decorar también una tarta fondant!

Como ya sabéis, me encantan los layer cakes de Sweetapolita, en realidad me encanta cualquier receta de Rosie, son todas preciosas y más que apetecibles. De ahí saqué la receta del layer cake de mi cumple, de limón y arándanos, que estaba…ummmm! creo que hasta el momento, el que más me ha gustado. Así que esta vez, también me decanté por una deliciosa receta de Sweetapolita, un layer cake de fresas. Si os gustan las fresas, esta tarta os encantará! Está jugosa y buenísima!

Ingredientes:

Para el bizcocho:

350g azúcar
1 sobre gelatina en polvo de fresa
227g mantequilla atemperada
300g harina
4 huevos
1 sobre (16g) de levadura
1 pizca de sal
180 ml de leche (la receta original lleva 236ml leche)
130g de puré de fresas (ver más adelante)
1 cucharada de extracto de vainilla

Para el frosting:

375g mantequilla atemperada
500g azúcar glas
1 cucharada de leche
1 y 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
1 pizca de sal

Para hacer el puré de fresas, simplemente, limpia 400g aproximadamente de fresas y bátelas con la batidora de toda la vida. Tendrás el puré necesario para hacer el bizcocho y el frosting.

Precalienta el horno a 180ºC. En un recipiente mezcla los 130g de puré de fresas con la leche y la vainilla y reserva.

En un bol, mezcla y tamiza los ingredientes secos: harina, levadura, sal.

En otro bol, bate la mantequilla atemperada con la gelatina y el azúcar durante 5 minutos. Añade los huevos, uno a uno, y batiendo después de añadir cada huevo.

Añade los ingredientes secos y el batido de fresas alternativamente, empezando y terminando con los ingredientes secos.

Bate hasta que quede todo incorporado y divide esta mezcla en 3 moldes para layer cake de unos 18cm de diámetro. También puedes utilizar un molde normal y dividir el bizcocho después de hornearlo.

Hornea 25-30 minutos o hasta que al pinchar un palillo en el centro éste salga limpio. Una vez horneados, los dejamos enfriar en una rejilla.

Para el frosting, batir la mantequilla hasta que ésta quede cremosa. Añade el azúcar glas poco a poco y sigue batiendo. Añade el resto de los ingredientes, excepto el puré de fresas y bate un poco más, hasta que todo quede incorporado. Por último, añade el puré (procura que el puré no esté muy frío) y bate un poco más.

Para montar el layer cake, coloca uno de los bizcochos boca arriba, es decir, tal y como lo has horneado. Pon una capa de frosting, vuelve a colocar otro bizcocho y otra capa de frosting. El último bizcocho colócalo boca abajo y finalmente, cubre todo el pastel con más frosting. Coloca la tarta en la nevera durante media hora y transcurrido este tiempo, pon otra capa de frosting y decora como más te guste con la manga pastelera.

Como os he dicho, la tarta está buenísima, es como un bocado jugoso de helado de fresa, lo único que me mosquea de esta receta, es que al ver las fotos de Rosie el bizcocho le queda súper rosa y no pone que haya usado colorante, así que no sé, quizás la gelatina de EEUU de un color más rosa que la de España!

Bueno, cuando tenga otro ratito os enseño unos cupcakes muy chulos que preparé el otro día para una profe! Ah! y deseadme suerte para mi curso de mañana!! estoy de los nervios!!

Tarta de frambuesa y chocolate blanco

25 Ene

Aquí llego!! Con otra tartita! Otra, para celebrar mi cumpleaños. La verdad es que la celebración se ha alargado una semana!! Primero con unos, luego con otros…y claro, en todas las ocasiones hay que preparar un postrecito porque, con esto del blog y que todo el mundo sabe ahora mi afición por la repostería, es casi una obligación hornear una tarta o unos cupcakes, nada de comprar la tarta en la pastelería de abajo como toda la vida! Pero, ojalá todas las obligaciones fueran tan divertidas y satisfactorias de hacer como ésta! Asi que yo, encantada de la vida!

Tenía muchas ganas de preparar esta tarta, me encanta el chocolate blanco y me gustan mucho las frambuesas, así que pensé que la mezcla de los dos quedaría genial en un layer cake. El bizcocho es de chocolate blanco calado con un almíbar de frambuesas y relleno de buttercream de chocolate blanco y mermelada de frambuesas. Apetecible, eh???

Ingredientes:

4 huevos medianos
200g harina leudante (o 200g harina normal + 2 cucharaditas de levadura Royal)
200g azúcar
150g mantequilla
150g chocolate blanco

Para el relleno:

mermelada de frambuesa
200g mantequilla
75g chocolate blanco
175g azúcar glas
frambuesas frescas para decorar

Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y éstos hayan doblado su volumen. En un bol ponemos la mantequilla y el chocolate blanco y los derretimos en el microondas. Dejamos templar y los incorporamos a la mezcla de los huevos con ayuda de una espátula. Finalmente, añadimos la harina tamizada y mezclamos con la espátula con movimientos suaves de abajo a arriba.

Dividimos la mezcla a partes iguales en 3 moldes de 18 cms. También podéis hornear la mezcla en un único molde y, cuando se enfríe, hacer las capas del pastel con una lira, pero yo, desde que me compré los moldes para layer cakes, siempre lo hago así, es mucho más sencillo y quedan mucho mejor! Horneamos a 180ºC durante 25 minutos aproximadamente (si lo hacéis en un solo molde este tiempo aumentará). Lo mejor es pinchar un palillo en el centro del pastel y, si sale limpio, está listo. Una vez horneados, los dejamos enfriar 10 minutos en los moldes y, transcurrido este tiempo, los desmoldamos y dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla.

Para hacer la buttercream de chocolate blanco, batimos la mantequilla, que estará a temperatura ambiente, durante 5 minutos. Derretimos el chocolate en el microondas y dejamos atemperar. Una vez templado lo incorporamos a la mantequilla y batimos un poco más. Añadimos el azúcar glas tamizado, de poco en poco, y sin dejar de batir. A mí con estas cantidades me salió una buttercream con la consistencia que quería, si os queda demasiado “mazacote” podéis añadir una cucharada de leche y batir de nuevo, pero tened en cuenta que el chocolate blanco tiene mucha materia grasa, así que no creo que os haga falta.

Vamos a montar la tarta! Partimos de que hemos alisado nuestros bizcochos, lo mejor posible, pasando un rallador por los bordes de éstos. Sobre una base para tarta, que será un poquito más pequeña que la base de la tarta, ponemos un poco de buttercream para que el primer bizcocho no nos “baile”. Colocamos el bizcocho boca abajo. Yo calenté en el microondas 2 cucharadas de mermelada con un poco de agua para hacer una especie de almíbar y calar los bizcochos. Así que mojamos el bizcocho con este almíbar y posteriormente, extendemos una generosa capa de buttercream.

Colocamos el segundo bizcocho boca abajo. Mojamos con el almíbar y, esta vez, extendemos una capa de mermelada de frambuesa. Finalmente, colocamos el último bizcocho boca abajo, procurando que sea el que mejor nos haya quedado. Ahora, forramos toda la tarta con la buttercream que nos ha quedado. Aplicamos una primera capa y metemos la tarta en la nevera 30 minutos. Transcurrido este tiempo, volvemos a aplicar otra capa de buttercream. Para terminar, decoramos con unas frambuesas frescas.

Et voilà! No me digáis que no queda preciosa…Pues imaginaos cómo está de rica!!

Layer cake de limón y arándanos por mi cumpleaños!

16 Ene

Sí, hoy es mi cumpleaños! 32 añazos! Ay, ya me voy haciendo mayor…jeje! Así que, para celebrarlo ayer, horneé una tarta, como no podía ser de otra manera. La verdad es que esto de preparar tu propia tarta de cumpleaños es raro. Siempre cocinas para los demás, y horneas-diseñas la tarta en función de los gustos  y las aficiones del otro…quizás sea incluso más fácil porque cumples sus deseos, pero cuando te toca a ti, la puedes hacer de LO QUE QUIERAS así que el abanico de posibilidades es enorme!

Por esta vez, dejé el chocolate a un lado y me arriesgué con algo un poquito más original. Hacía tiempo que llevaba en el cabeza un layer cake que vi en el maravilloso blog de Sweetapolita con limón y arándanos, así que decidí que esta era la ocasión ideal para probarlo. Sabía que a mí me iba a gustar porque el limón me encanta y los frutos del bosque en general también, pero y al resto?? Tan fans empedernidos del chocolate? Pues sorprendentemente, les encantó!!!

Y no es para menos, os lo recomiendo 200%!!! Es ligero, la masa del bizcocho es deliciosa, el frosting de limón es una pasada…en fin, que está dentro de mis favoritos!

Ésta es la receta, algo modificada de la original porque en ella usaban casi 500g de arándanos frescos y tal a como va el precio de la bandejita pues como que no! Por qué son tan extremadamente caros los frutos del bosque en este país, por favor!! Así que utilicé 125g de arándanos frescos y una de las capas la rellené con mermelada de arándanos, en lugar de rellenarlo todo con Lemon Curd.

Ingredientes:

300g harina
2 cucharaditas de levadura
1 cucharadita de sal
125g de arándanos frescos
120ml de sour cream (120ml  de nata + 1 cucharada de zumo de limón)
120ml de leche
2 cucharaditas de extracto de vainilla
3/4 cucharadita de extracto de limón
la ralladura de 1/2 limón
225g mantequilla
165g azúcar
4 huevos grandes

Para el frosting de limón:

225gr mantequilla
la ralladura de 1 limón
300g azúcar glas
60ml de zumo de limón natural
6 cucharadas de nata
1/2 cucharadita de extracto de limón
1 cucharada de agua
una pizca de sal
colorante amarillo en gel

Para el relleno:

Lemon Curd
mermelada de arándanos

Mezclamos la harina, la levadura y la sal en un bol. Rebozamos los arándanos en una cucharada de esta mezcla.

En otro bol mezclamos la leche, la sour cream (nata + 1 cucharada de limón 5 minutos), el extracto de vainilla, el extracto de limón y la ralladura de limón.

En el bol donde haremos la mezcla batimos la mantequilla con el azúcar durante 5 minutos aproximadamente. Añadimos los huevos uno a uno y batiendo bien después de añadirlos. Cuando estén todos los huevos incorporados y tengamos una mezcla uniforme, añadimos la mezcla de la harina y la mezcla de la leche alternativamente, empezando y terminando con la mezcla de la harina. Por último, añadimos los arándanos rebozados en la harina y mezclamos con una espátula.

Dividimos la mezcla en 3 moldes de 18 cms de diámetro. Horneamos unos 25 minutos, o hasta que al pinchar un palillo en el centro éste salga limpio. Cuando estén listos, dejamos enfriar en los moldes durante 10 minutos y transcurrido este tiempo, los desmoldamos y dejamos enfriar totalmente.

Para hacer el frosting de limón, batimos la mantequilla junto con la ralladura del limón durante 3 minutos. Añadimos el azúcar glas poco a poco y sin dejar de batir. Finalmente, añadimos el resto de ingredientes y batimos durante 3-4 minutos a velocidad media-alta.

Para ensamblar el pastel, limamos el borde de los bizcochos con un rallador para intentar dejarlos lo más lisos posibles. Lo bueno de este bizcocho es que no hace demasiadas migas, así que a la hora de forrarlo con el frosting es mucho más limpio que otros pasteles, ya que no va soltando migajas cada vez que pasas la espátula y a la vez te ensucia el resto del frosting, como lo odio!!

Colocamos un primer bizcocho boca abajo. Aplicamos con la manga pastelera un “dique” de frosting (un círculo en el borde del pastel) para hacer de contenedor del relleno. Rellenamos con Lemon Curd. Colocamos el segundo bizcocho boca abajo, volvemos a hacer el “dique” con el frosting y rellenamos con mermelada de arándanos. Finalmente, colocamos el tercer bizcocho boca a abajo (procurad que sea el que mejor nos haya salido) y forramos con una primera capa de frosting.

Metemos en la nevera 30 minutos y volvemos a forrarlo con una capa generosa de frosting intentando dejarlo lo más liso posible. Ya os digo que no es tarea fácil, a mí me resultó difícil, terminé dejándolo por imposible y conformándome…Pero se supone que es cuestión de práctica!! En cuestión de layers cakes, la experta es Bea Roque de El Rincón de Bea donde recientemente ha posteado un tutorial genial sobre cómo se rellena y se cubre un layer cake, recomendado 100%!

Ah! y también hoy quería contaros que por fín han terminado las votaciones del concurso Sweet Table Contest, recordaréis que Sarah y yo presentamos nuestra mesa de dulces inspirada en Desayuno con Diamantes, bueno, pues finalmente hemos quedado las terceras y muy ajustadas con las dos mesas que han quedado por delante, así que estamos muy orgullosas de nuestra participación y con mucha ilusión para volver a intentarlo el año que viene!! Si os apetece ver las mesas ganadoras de todos los países, incluído España, podéis pasaros por aquí. Son todas estupendas, pero Italia me ha robado el corazón!

Besos!