Recetas por palabras clave: café

Cupcakes de café y Baileys

18 Mar

Como mañana es el día del padre he pensado que estos cupcakes son perfectos para regalárselos, y si ya no os da tiempo, pues os recomiendo que os guardéis la receta para prepararla cualquier otro día, porque, creedme, están buenísimos!

Ademas, como ayer fue San Patricio, patrón de Irlanda, pues esta receta es ideal también para esta fecha porque el Baileys es crema de whisky irlandés con crema de leche y se fabrica en Dublín, así que, mirad qué bien! mato dos pájaros de un tiro!

Si os gusta este licor, estos cupcakes os encantarán porque son jugosos y van rellenos con Baileys, lo que humedece el bizcocho y están ummmm…os lo imagináis??

Ingredientes

2 huevos
125g mantequilla
125g azúcar
125g harina
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de extracto vainilla
4 cucharadas de Baileys

Para la buttercream:

150g mantequilla a temperatura ambiente
200g azúcar glas
4 cucharadas de café soluble disuelto en agua
chocolate derretido para decorar

Precalentar el horno a 170ºC. Batir la mantequilla con el azúcar. Añadir los huevos, uno a uno, y sin dejar de batir. Por otro lado, mezclar la harina con la levadura. Incorporar la harina junto con la levadura tamizándola a la mezcla de los huevos. Añadir el extracto de vainilla y el Baileys. Seguir batiendo hasta conseguir una masa homogénea.

Rellenar las cápsulas de los cupcakes 3/4 de su capacidad y hornear a 170ºC unos 20 minutos. Cuando estén listos, sacar del horno y dejar 5 minutos en la bandeja. Después sacarlos, y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Para la buttercream, batir la mantequilla, que estará a temperatura ambiente. Incorporar el azúcar glas tamizado, poco a poco y sin dejar de batir. Añadir el café soluble y batir hasta conseguir la consistencia adecuada.

Cuando los cupcakes estén totalmente fríos, les hacemos un agujerito con un descorazonador de manzanas y los rellenamos con una cucharadita de Baileys. Decoramos con la buttercream. Derretimos un poco de chocolate en el microondas y, cuando esté templado, lo derramamos con una cucharilla sobre la buttercream.

Y listos!! Unos cupcakes que podrían ser un café bien elaborado: café, Bayleis y chocolate, os encantan sí o sí!!

Tarta con lazo fondant

23 Abr

Este fin de semana ha sido el cumpleaños de mi madre, así que me he puesto manos a la obra con un nuevo proyecto. Después de pensar en posibles diseños, he creído que una tarta imitando a un paquete regalo con un gran lazo podría quedar muy bien, y la verdad es que quedó bonita y a ella le gustó mucho. Además, la tarta estaba muy rica, así que, misión cumplida!

La tarta es un bizcocho de vainilla relleno de ganache de chocolate negro y café. Para esta tarta he cocinado dos bizcochos para que la tarta me quedara más alta.

Ingredientes para el bizcocho:

4 huevos
125g azúcar
110g harina trigo
40g harina maíz
1 cucharadita levadura
1 cucharada de aroma de vainilla

Para cocinar el bizcocho, separamos las claras de las yemas y montamos cada cosa por separado añadiendo la mitad de azúcar a las claras y la otra mitad a las yemas. Cuando las tengamos montadas, añadimos las claras poco a poco a las yemas mezclando con una espátula. Cuando estén incorporadas, le añadimos la cucharada de aroma de vainilla.

Por otro lado, mezclamos las harinas y la levadura y las añadimos tamizando, poco a poco, a la mezcla de los huevos. Cuando tengamos la masa lista, horneamos a 170º C durante unos 20 minutos.

Ingredientes para el ganache:

200 ml de nata para montar (35% materia grasa)
200g chocolate negro
2 cucharadas de café soluble

Para hacer los ganaches calentamos la nata y cuando empiece a hervir, añadimos por un lado el chocolate, y por otro el café. Mezclamos bien y dejamos reposar. Metemos en la nevera, al menos, 1 hora. Cuando esté bien fría, con ayuda de las varillas eléctricas, montamos los ganaches.

Para hacer el lazo de fondant hay que recortar dos tiras rectangulares. Después, hacemos unos rollos con papel de cocina y los usamos para enrollar el fondant. Tendremos que dejarlos así 24 horas para que el fondant adquiera la forma redondeada del lazo.

Doblamos los extremos hacia dentro, para que quede como un fruncido. Al día siguiente, juntamos los dos extremos del lazo y los pegamos con un poco de agua. Para tapar la unión de los dos extremos, ponemos encima un trocito de fondant que arrugaremos un poco y lo pegamos también con un poquito de agua. Para colocarlo encima de la tarta untamos la parte de abajo del lazo con un poco de agua para que pegue. Yo le he puesto también unas cintas al lazo.

Vamos a montar la tarta! Cortamos el bizcocho y lo rellenamos con el ganache de chocolate y el de café y terminamos cubriéndolo todo con el ganache de café. Ponemos el fondant blanco por encima de la tarta y colocamos el lazo. Terminamos de decorar la tarta con unos círculos con fondant de colores, rosa, verde y plateado.

Tarta de cafe y nueces

24 Ene

Uno de los últimos regalos que me han hecho son unas varillas eléctricas. Con esto del blog, últimamente todos mis regalos giran en torno a la cocina, y yo encantada! Funcionan muy bien, la verdad es que mi muñeca lo agradece! Las mezclas quedan más esponjosas y uniformes en menos tiempo y, por supuesto, con menos esfuerzo. Lleva dos tipos de varillas, las típicas para batir y montar claras y otras para amasar, para preparar pan, por ejemplo, así que me apunto una receta pendiente de algún pan original. De precio están bastante bien, si sois cocinitas y les vais a dar uso, yo las recomiendo.

Así que, para estrenar las varillas, he preparado una tarta sencilla. Se basa en un bizcocho y un glaseado que irá en medio del pastel y cubriéndolo. Es de café (tenía pendiente hacer una receta con café por petición expresa) y nueces, que me encantan!

Ingredientes

Para el pastel:
170g de mantequilla blanda
140g azúcar
3 huevos
140g de harina para bizcochos (ya lleva levadura)
80g nueces
2 y 1/2 cucharaditas de café soluble en 1 cucharada de agua caliente

Para el glaseado:
2 cucharadas de leche
2 cucharaditas de café soluble
95g mantequilla
125g azúcar glass
nueces para decorar

Precalentar el horno a 180º y forrar con papel para hornear un molde desmoldable circular de unos 20 cm.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y esté cremosa. Añadir los huevos uno a uno y seguir batiendo. Tamizar la harina e incorporar a la mezcla con movimientos envolventes.

Cuando todo esté ligado, añadir el café soluble disuelto y las nueces a trocitos, reservando unas cuantas para decorar. Extender la preparación en el molde y hornear unos 20-25 minutos. Cuando el pastel esté dorado, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.

Una vez que el bizcocho esté tibio, cortamos por la mitad con un cuchillo de sierra con mucho cuidado. También podríamos haber hecho dos bizcochos repartiendo la masa en dos moldes circulares del mismo diámetro, y una vez cocinado poner uno encima del otro con el glaseado en medio, en lugar de cortar un bizcocho por la mitad.

Para preparar el glaseado, calentamos la leche con el café soluble y añadimos la mantequilla y el azúcar glass tamizado. Batimos los ingredientes hasta formar una crema suave y esponjosa. Para este paso, las varillas eléctricas funcionan muy bien!

Añadir el glaseado sobre la base de una de las mitades. Volver a tapar el pastel y repartir el resto del glaseado por la superficie de la tarta. Decorar con las nueces restantes.