Recetas por palabras clave: bizcocho

Tarta dos chocolates

14 Mar

Ayer tuvimos visita en casa, vinieron nuestros amigos a traer un regalito para nuestro peque, así que…qué mejor excusa para preparar un pastel!!
Tarta dos chocolates, ummmm!!! Pastel de chocolate negro relleno y cubierto de un ganache de chocolate blanco. El chocolate es una apuesta segura, y a falta de uno, dos! Además es muy sencillo, es básicamente el mismo que usé en la tarta fondant del otro día pero invirtiendo los chocolates.

Ingredientes:

3 huevos
150g azúcar
150g harina tamizada
1 y 1/2 cucharadita de levadura
150g mantequilla
150g chocolate negro

Para la cobertura:

200ml nata (35% materia grasa)
200g chocolate blanco

Batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen su tamaño. Derretimos en el micro la mantequilla con el chocolate negro. Cuando esté fundido, lo incorporamos a la mezcla de los huevos y mezclamos con una espátula. Añadimos la harina con la levadura tamizadas y vamos mezclando poco a poco con la espátula. Cuando hayamos conseguido una masa homegénea, vertemos la mezcla en un molde desmoldable. En este caso he usado uno cuadrado, aunque luego el bizcocho lo partí por la mitad y conseguí dos tartitas rectangulares. Horneamos a 180º unos 30 minutos. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla metálica.

Mientras el bizcocho se enfría preparamos el ganache. Ponemos la nata a fuego bajo y cuando rompa a hervir retiramos del fuego y añadimos el chocolate blanco. Mezclamos con una varilla hasta que el chocolate se haya fundido. Dejamos enfriar y metemos en la nevera, por lo menos media hora. Esto es importante porque si no, el ganache no se montará. Cuando esté frío, batimos con las varillas eléctricas hasta que la mezcla monte, por lo menos, 5 minutos.

Cuando el bizcocho se haya enfriado, le damos la vuelta para que la parte más lisa quede arriba y cortamos por la mitad con la ayuda de una lira o un cuchillo de sierra. Rellenamos con el ganache. Volvemos a tapar la tarta y la cubrimos con el resto del ganache intentando que quede lo más liso posible. Para terminar lo decoramos con pepitas de chocolate. Yo he usado unas que encontré en Mercadona. Las han sacado hace poco y están muy bien, porque no he conseguido encontrarlas fácilmente en otros sitios y cuando las he encontrado, costaban un ojo de la cara para ser pepitas de chocolate!!

Y así pasamos nuestra tarde de domingo, entre amigos, con nuestro peque y comiendo tarta! Qué más se puede pedir!! Gracias chicos!

Tarta con fondat

11 Mar

Llevo una temporada obsesionada 100% con el fondant. El otro día fueron las cupcakes cookies y hoy una tarta! De hecho, es una tarta corporativa, ya sabéis, una tarta con el logo de una empresa, en este caso celebraban el 10º aniversario, así que había que preparar una tartita para celebrarlo, no?

La base de la tarta es un bizcocho de chocolate blanco y vainilla y la cobertura y relleno es un ganache de chocolate.

Ingredientes:

Para la tarta:

3 huevos
150g azúcar
150g chocolate blanco
150g de mantequilla
150g harina tamizada
1 y 1/2 cucharadita de levadura

Para el ganache:

200ml de nata para montar (35% materia grasa)
200g chocolate negro

Mezclamos el chocolate y la mantequilla y lo derretimos, en el microondas nos vale.

Añadimos el azúcar a los huevos y batimos con las varillas eléctricas hasta que doblen su volumen. Incorporamos entonces el chocolate blanco derretido y mezclamos con una espátula. A continuación, añadimos la harina y la levadura tamizadas y seguimos mezclando con la espátula hasta que nos quede una mezcla homogénea. Vertemos en un molde redondo de 23cm y horneamos a 180º durante 30 minutos aproximadamente.

Cuando esté listo lo dejamos enfriar sobre una rejilla metálica.

Para el relleno, ponemos la nata al fuego y, cuando empiece a hervir, incorporamos el chocolate rallado o troceado. Mezclamos hasta que el chocolate se derrita. Cuando la mezcla esté fría, batimos con las varillas eléctricas para montar el chocolate.

Cuando la tarta esté fría, le damos la vuelta, de manera que la parte de abajo quede ahora arriba, de esta forma la parte más plana de la tarta será la superior y cuando pongamos el fondant encima quedará mejor. Con una lira o un cuchillo de sierra cortamos la tarta por la mitad y rellenamos con el ganache de chocolate. Cerramos la tarta y presionamos un poquito. Con el resto del ganache cubrimos la tarta, tanto por arriba como por los laterales, intentado que quede lo más lisa posible.

Vamos con el fondant! Para cubrir la tarta necesitamos amasar el fondant hasta formar un círculo bastante más grande que nuestra tarta y no muy grueso. Cuando lo tengamos amasado, enrrollamos el fondant en el rodillo para colocarlo sobre la tarta. Con las manos o con la ayuda de una superficie plana, vamos alisando el fondant sobre la tarta evitando que queden arrugas. Con un cortapizzas cortamos a ras de tarta el fondant sobrante.

Ahora sólo queda decorar como queráis. En este caso, recorté sobre fondant verde el logo de la empresa y lo coloqué sobre el fondant blanco humedeciendo las letras con un poquito de agua para que actúe de pegamento. Y listo!!

Consejillo: las tartas con fondant no las guardéis en la nevera!! El fondant se cuartea, por eso hay que elegir bizcochos y rellenos que aguanten bien unos 3 ó 4 días fuera de la nevera.

Prometo que la próxima vez pondré fotos del proceso, esta vez tenía un poquillo de prisa y no pude hacerlo. Sorry!!

Tarta cebra

28 Feb

Este fin de semana tocaba nueva receta, tarta cebra o tarta de vainilla y chocolate, como prefiráis. La gracia del pastel es la sorpresa que se lleva la gente al cortar la primera pieza de la tarta, “¡anda y esas rayas como las has hecho!”. Pues muy sencillo, sólo hay que saber el truco…ahí va!

Ingredientes:

4 huevos a temperatura ambiente
250g azúcar
250ml leche
200ml aceite de girasol
500g harina leudante
1 cucharadita de aroma de vainilla
100g de chocolate fundido
Azúcar glas para decorar

Batimos los huevos con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina y espumosa. Añadimos la leche y seguimos batiendo. A continuación, añadimos el aceite y continuamos batiendo.

Cuando tengamos los ingredientes bien mezclados, incorporamos, poco a poco, la harina tamizada y batimos hasta conseguir una masa homogénea. Si no tenemos harina leudante podemos usar harina normal y añadir una cucharadita de levadura.

Una vez que tenemos la masa lista, la dividimos en dos partes iguales. A una de ellas le añadimos la cucharadita de vainilla, y a la otra el chocolate fundido.

Y aquí viene el truco para conseguir las “rayas de la cebra”: en el centro de un molde redondo desmoldable de unos 23cms, añadimos 3 cucharadas de mezcla de vainilla y, a continuación, y encima de la masa anterior, 3 cucharadas de mezcla de chocolate. Y así hasta terminar con las dos masas: 3 cucharadas de masa de vainilla, 3 cucharadas de masa de chocolate. No hace falta extenderlas, a medida que vayamos echando la masa ella misma se irá esparciendo por el molde.

Horneamos a 180º durante 40 minutos aproximadamente, o hasta que pinchemos un cuchillo y salga limpio. Dejamos enfriar y decoramos con azúcar glas.

Esta misma operación la podéis hacer en una bandeja para magdalenas para conseguir bizcochitos individuales, en lugar de una tarta grande. Yo he usado una bandeja de silicona para 6 magdalenas, así no he tenido que engrasarla ni nada y los bizcochitos salen perfectamente una vez horneados. Tened en cuenta que si hacéis esto el tiempo de horneado es menor!

Pastel de arandanos con jarabe de naranja

25 Ene

Esta receta la he sacado de un nuevo libro de postres que me he regalado. Se llama “Repostería y panadería” de la colección “paso a paso” de la editorial Parragon. Me ha gustado mucho! Tiene recetas muy llamativas y muy bien explicadas con fotos de cada paso del postre. He decidido empezar por esta receta porque la foto del libro estaba invitándome a darle un bocado al pastel, y la verdad, no me ha defraudado. He hecho algunas variaciones de la receta original, como por ejemplo, el jarabe de naranja que en la receta original era de fruta de la pasión. El resultado es un pastel muy suave y jugoso, buenísimo!

Ingredientes:

150g de mantequilla
2 huevos
175g azúcar moreno
175g de harina para bizcochos (harina leudante)
75ml leche
la ralladura de 1 limón
90g arándanos deshidratados

Para el jarabe:

el zumo de 2 naranjas
100g azúcar glas

Precalentar el horno a 190ºC. Engrasar y forrar con papel para horno un molde cuadrado desmoldable de 23cm de lado.

Batimos la mantequilla con el azúcar. Cuando formemos una masa homogénea, añadimos los huevos uno a uno y seguimos batiendo. Incorporamos la harina tamizada poco a poco con movimientos envolventes.

Añadimos la leche, la ralladura de limón y los arándanos. Yo he usado arándanos deshidratados porque la diferencia de precio comparado con los frescos es abismal. Los podéis encontrar en bolsitas de 90g en Mercadona y os aseguro que quedan muy bien.

Cuando tenemos todos los ingredientes en la mezcla, la distribuimos uniformemente por el molde. Horneamos durante 25-30 minutos hasta que la masa esté dorada. Retiramos el molde del horno y dejamos templar, sin sacar del molde.

Mientras tanto elaboramos el jarabe. Exprimimos las 2 naranjas y ponemos el zumo junto con el azúcar glas a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva y quede una consistencia un poco más espesa.

Pinchamos la superficie del pastel con un tenedor y repartimos el jarabe por encima. Dejamos enfriar totalmente y desmoldamos. Cortamos el pastel en nueve trozos y servimos espolvoreando un poco de azúcar glas.

Tarta de cafe y nueces

24 Ene

Uno de los últimos regalos que me han hecho son unas varillas eléctricas. Con esto del blog, últimamente todos mis regalos giran en torno a la cocina, y yo encantada! Funcionan muy bien, la verdad es que mi muñeca lo agradece! Las mezclas quedan más esponjosas y uniformes en menos tiempo y, por supuesto, con menos esfuerzo. Lleva dos tipos de varillas, las típicas para batir y montar claras y otras para amasar, para preparar pan, por ejemplo, así que me apunto una receta pendiente de algún pan original. De precio están bastante bien, si sois cocinitas y les vais a dar uso, yo las recomiendo.

Así que, para estrenar las varillas, he preparado una tarta sencilla. Se basa en un bizcocho y un glaseado que irá en medio del pastel y cubriéndolo. Es de café (tenía pendiente hacer una receta con café por petición expresa) y nueces, que me encantan!

Ingredientes

Para el pastel:
170g de mantequilla blanda
140g azúcar
3 huevos
140g de harina para bizcochos (ya lleva levadura)
80g nueces
2 y 1/2 cucharaditas de café soluble en 1 cucharada de agua caliente

Para el glaseado:
2 cucharadas de leche
2 cucharaditas de café soluble
95g mantequilla
125g azúcar glass
nueces para decorar

Precalentar el horno a 180º y forrar con papel para hornear un molde desmoldable circular de unos 20 cm.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y esté cremosa. Añadir los huevos uno a uno y seguir batiendo. Tamizar la harina e incorporar a la mezcla con movimientos envolventes.

Cuando todo esté ligado, añadir el café soluble disuelto y las nueces a trocitos, reservando unas cuantas para decorar. Extender la preparación en el molde y hornear unos 20-25 minutos. Cuando el pastel esté dorado, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.

Una vez que el bizcocho esté tibio, cortamos por la mitad con un cuchillo de sierra con mucho cuidado. También podríamos haber hecho dos bizcochos repartiendo la masa en dos moldes circulares del mismo diámetro, y una vez cocinado poner uno encima del otro con el glaseado en medio, en lugar de cortar un bizcocho por la mitad.

Para preparar el glaseado, calentamos la leche con el café soluble y añadimos la mantequilla y el azúcar glass tamizado. Batimos los ingredientes hasta formar una crema suave y esponjosa. Para este paso, las varillas eléctricas funcionan muy bien!

Añadir el glaseado sobre la base de una de las mitades. Volver a tapar el pastel y repartir el resto del glaseado por la superficie de la tarta. Decorar con las nueces restantes.